Preguntas frecuentes 

Para GWP es muy importante brindarte la información más completa y correcta sobre nuestros productos y servicios en el momento. Por este motivo, hemos hecho todo lo posible para tener una respuesta lista a la mayor cantidad posible de preguntas que puedas tener. Si necesitas alguna información adicional,  no dejes de hacérnoslo saber. Esto nos permitirá valorar si podemos incluir tu pregunta en la lista a continuación.

Sarro y corrosión


Hablamos de agua dura cuando presenta elevadas concentraciones de minerales de calcio y magnesio. La dureza del agua se expresa en grados franceses, aunque a veces se utiliza el equivalente alemán. Las condiciones del suelo de cada región determinan la cantidad de minerales de calcio y de magnesio en el agua potable. Si esta concentración es elevada, se habla de agua dura. Cuando esta agua se caliente, se puede llegar a formar depósitos de calcio (sarro).  El sarro empieza a formarse a partir de 5°F. En promedio, el agua del grifo tiene una dureza de 15°F. 

Un ejemplo concreto: si el agua tiene una dureza de 1°F, esto significa que 1 litro contiene 10 mg de calcio. Por lo tanto, si consumes anualmente 150 m3 de agua con una dureza de 10°F (100 mg de calcio), tendrás por lo menos 15 kg de calcio al año.

Para nada. Los minerales de calcio y de magnesio son muy importantes para una buena salud. Se trata del mineral más importante del cuerpo humano y es absolutamente imprescindible. Por este motivo, las empresas de distribución de agua potable siempre velan por mantener una determinada concentración de estos minerales en el agua.

Al contrario de los ablandadores a base de sal que eliminan el calcio y el magnesio del agua, OPTICALC los preserva y se limita a evitar que causen daño en forma de sarro.

 

La dureza del agua varía según cada ciudad o municipio. Esto es lógico porque la cantidad de minerales de calcio y de magnesio depende de las condiciones del suelo, y estas son distintas en cada lugar.Sin duda, encontrarás este dato fácilmente en el sitio de la empresa que se encarga de la distribución del agua en tu zona. 

 

La presencia de calcio en el agua genera unos cuantos problemas prácticos.  Cuando se calienta el agua, las partículas de calcio se disuelven con menos facilidad y acaban formando depósitos de calcio (sarro) difíciles de diluir.  En calderas de agua y calentadores a este fenómeno se la llama incrustación. Este sarro genera muchos inconvenientes. El más problemático es la capa de calcio que se adhiere al interior de conductos de agua o en los intercambiadores térmicos de calentadores de agua o lavavajillas. Las consecuencias son un menor desempeño, conductos tapados y desgaste de grifos, lavamanos y paredes de cabinas de ducha.

La mayoría de las personas comprenden que el sarro puede causar mucho daño. Lo que muchos no tenemos en cuenta es la pérdida de rendimiento oculta que esto conlleva. Incuso la presencia de una reducida cantidad de sarro en intercambiadores térmicos puede significar un aumento considerable y rápido del consumo de energía.Si quieres saber más sobre las pérdidas de desempeño en calderas combinadas, te invitamos a consultar el conocido estudio Batelle en el que se investigó este tema muy a fondo.


   

Obviamente esto depende de la dureza del agua que sale del grifo de tu casa. Pero sabemos que es un proceso muy rápido. Según una investigación estadounidense de gran alcance, con una dureza del agua de 45°F (o 25°D), después de 2 a 3 meses, las primeras consecuencias negativas de la formación de sarro empiezan a ser visibles en grifos y en tuberías. Después de 18 meses, se observa que las alcachofas de ducha ya han perdido el 75 % de su caudal. Los calentadores de paso para agua caliente ya empiezan a presentar los primeros fallos por formación de sarro después de 1,6 años. Teniendo en cuenta que en Bélgica y en Países Bajos la dureza promedia del agua es de 15°F, en estos países, después de 4 años ya tendrás mayor probabilidad de sufrir problemas con tus calentadores de agua debido al sarro.

   Por este motivo es importante combatir el sarro desde el principio. OPTICALC no se limita a proteger tu instalación contra el sarro. También se encarga de disolver y evacuar los depósitos de calcio ya existentes.

¿Qué es la corrosión?

La corrosión puede adoptar numeras formas pero la mayoría de las personas conocen el fenómeno como hierro oxidado.  La corrosión es un enorme problema en todo el mundo  y cada año genera daños por un valor de 17,5 mil millones de euros. La corrosión es un proceso natural y electroquímico que se da con facilidad en ambientes calurosos y húmedos. Justo por este motivo también genera problemas de salud y seguridad instalaciones sanitarias en viviendas.

¿Cuáles son las consecuencias de la corrosión? 

Lo corrosión se da tanto en materiales ferrosos como en materiales no-ferrosos e incluso en materiales sintéticos. La corrosión hace que los materiales se vuelvan porosos. Las partículas que se van desprendiendo llegan a parar al agua potable y le confieren un tono café. Sobre todo en tuberías de plomo esto puede generar problemas de salud derivados de la contaminación por plomo. Las partículas flotantes en el agua también causan daños irreparables en aparatos sanitarios como lavavajillas, calentadores de agua, etc. Sobre todo las partes interiores del calentador de agua y de las tuberías son sensibles a la corrosión.

Gracias al OPTICALC se coloca una fina película de protección sobre el interior de las tuberías y calentadores y en elementos térmicos. Esta capa de protección previene la corrosión y por lo tanto, también sus consecuencias dañinas.

Dankzij de OPTICALC wordt er een dunne beschermingsfilm aangebracht aan de binnenkant van de leidingen en boilers en op verwarmingselementen. Deze beschermingslaag voorkomt corrosie en bijgevolg ook de schadelijke gevolgen ervan.

¿Qué hacen las empresas de distribución de agua potable contra el sarro y la corrosión?

Nuestras empresas de distribución de agua potable hacen todo lo que está a su alcance para entregarnos agua potable segura y saludable. Por ejemplo, ayudan en la prevención de corrosión agregando fosfatos al agua para que contenga menos partículas de óxido de hierro flotantes. En cuanto a la dureza del agua, el tema es algo más complicado. Si bien en muchos lugares ya están ablandando el agua, siempre suministran agua con una dureza que no bajará ni podrá bajar los 15°F. Esto se debe a las disposiciones legales que exigen que el agua contenga determinados minerales saludables como el calcio y el magnesio. Desgraciadamente, el sarro ya empieza a formarse a partir de 5°F.

Na de watermeter ligt de verantwoordelijkheid uiteraard bij de eindklant en beslist hij of zij hoe hiermee om te gaan. De OPTICALC – eventueel in combinatie met de OPTIFILTREX - zorgen voor een maximale en gebruiksvriendelijke bescherming tegen kalk en corrosie binnen een huishoudelijke sanitaire installatie.

¿Sigue habiendo casos de contaminación por plomo? 

La contaminación por plomo se da cuando los tubos de plomo afectados por la corrosión empiezan a soltar partículas de plomo que luego son arrastradas por el agua. Si bien este fenómeno se ha reducido de manera drástica en los últimos años, 1 de cada 100 viviendas sigue padeciendo este problema. Sobre todo las casas más antiguas aún cuentan con tuberías de plomo. Muchas veces es porque resultan difíciles de retirar o sustituir.

Como OPTICALC coloca una capa de protección fina al interior de las tuberías, la contaminación por plomo derivada de corrosión se limita a un estricto mínimo.


Opticalc


 OPTICALC tiene un doble efecto y protege tanto contra el sarro como contra la corrosión. Las minerales de fosfato se encargan además de disolver poco o poco el sarro existente. El sistema de dosificación único del cartucho agrega al agua una dosis controlada y exacta de fosfato de un promedio de 3 mg/l. Como además se utiliza fosfato en polvo apto para consumo – y no bolas de cristales o fosfato fluido como en otros sistemas – también se evitan concentraciones excesivas como por ejemplo en agua estancada.

Agregar minerales de fosfato al agua potable tiene 3 objetivos.

1) Los fosfatos se unen a los minerales de calcio presentes en el agua en un proceso natural y evitan que estos últimos se conviertan en cristales de calcio. Estos cristales son precisamente los responsables de la formación de sarro. Importante: esto significa que el calcio no se elimina del agua; solo se neutraliza.
2) Los fosfatos se encargan de que el sarro existente se vaya disolviendo poco a poco. Cabe señalar que se trata de un proceso que tarda meses y no días. La naturaleza siempre toma su tiempo.
3) Los fosfatos forman una película de protección fina al interior de las tuberías y calentadores de agua y en elementos térmicos. Esta capa de protección previene corrosión y por lo tanto, también una posible contaminación por plomo.

Al contrario de las soluciones salinas, los fosfatos no solo funcionan de manera preventiva; también tienen una función reparadora.




 

     

Sí, es cierto. 
Puedes obtenerla registrando tu aparato en el momento en el que empieces a usarlo.A partir de este momento, disfrutarás de una garantía de 10 años para el aparato dosificador.

La condición es que siempre cambies tus cartuchos dosificadores en el momento que el aviso acústico empiece a sonar.La garantía es válida para todas las piezas del aparato OPTICALC siempre que el daño o el fallo no sean consecuencia de un acto mal intencionado y la instalación se haya hecho de manera correcta. La extensión no aplica para los cartuchos dosificadores.

Además, el envío de las piezas de recambio es gratuito.La extensión de la garantía aplica tanto para artículos comprados directamente en la tienda en línea, como para artículos adquiridos con un fontanero o un técnico de mantenimiento.

    

 

  

  Un OPTICALC siempre se instala en la tubería de agua fría. Puedes instalarlo en 2 sitios:

1) justo después del contador de agua: así proteges todos los conductos, grifos y aparatos dentro de tu casa.
2) justo antes del calentador de agua: así proteges solo tu calentador y los aparatos, grifos y conductos que vienen después.


Desde principios del siglo pasado se conocen las cualidades de los minerales de fosfato como herramienta eficaz para combatir y el sarro y la corrosión. Es decir, la idea no es nueva y su eficacia está fuera de duda.

Lo que convierte OPTICALC en una solución tan innovadora son la facilidad de instalación y de uso - también a la hora de cambiar los cartuchos – y la dosificación sumamente controlada. OPTICALC cuenta con el respaldo de distintas patentes otorgadas a nivel global.    

Sí, es posible. No importa si tus conductos son de acero, cobre o de material sintético, para OPTICALC es igual.   

Al contrario de lo que ocurre con los ablandadores a base de sal, no hace falta hacer un extenso y costos mantenimiento anual. Igual que con otras instalaciones, de vez en cuando hay que comprobar si todo está funcionando de manera correcta. Para que puedas disfrutar de una protección integral, solo tienes que asegurarte de cambiar el cartucho cuando esté vacío.   

    

El tictac es el aviso acústico incorporado de OPTICALC.

Es la forma del dispositivo de avisarte de que el cartucho está casi vacío y que tienes que cambiarlo. Cámbialo cuanto antes para que puedas seguir disfrutando de la protección integral de OPTICALC.
Puedes pedir los cartuchos OPTICALC con toda comodidad en nuestra tienda en línea o con tu fontanero o técnico de mantenimiento.
El tictac te indica que tu cartucho dosificador está vacío y que ya no ofrece protección. Esto se soluciona cambiando el cartucho vacío por un nuevo. 

Puedes pedir los cartuchos OPTICALC con toda comodidad en nuestra tienda en línea o con tu fontanero o técnico de mantenimiento.
   

   

 

   

  Opticalc aún te da más. OPTICALC no solo te ofrece protección; también tiene un efecto reparador porque va disolviendo poco a poco el sarro existente. Además, OPTICALC ofrece una protección doble. Como los minerales de fosfato agregados interactúan con los minerales de calcio y de magnesio, estos últimos ya no podrán convertirse en sarro.  Además, los fosfatos crean una fina película al interior de los conductos, del calentador y en los elementos térmicos, ofreciendo así protección contra corrosión. Es decir, tienes doble protección.

Esto quiere decir que OPTICALC es una alternativa plenamente válida para el ablandador a base de sal tradicional y caro.Esto no significa que tengas que deshacerte de tu ablandador a base de sal actual si no quieres. Instala el OPTICALC siempre justo después del ablandador a base de sal. De esta manera obtendrás protección contra corrosión (algo que no hace tu ablandador a base de sal) y puedes configurar tu ablandador de tal manera que consuma menos sal para lograr el mismo efecto.

 

   La protección ofrecida por OPTICALC no es permanente.  Digamos que es lógico, teniendo en cuenta el flujo continuo de agua nueva sin tratar. De ahí la importancia de cambiar los cartuchos en cuanto estén vacíos.

En un gran número de instalaciones a base fosfatos observamos que efectivamente, los minerales de fosfato van disolviendo poco a poco el sarro existente. Sin embargo, se trata de un proceso que tarda meses y no días. La naturaleza siempre toma su tiempo.

    No. OPTICALC utiliza minerales de fosfato. Como estos minerales interactúan con los minerales de calcio y de magnesio, estos últimos ya no podrán convertirse en sarro. Esto quiere decir que el calcio y el magnesio no son eliminados del agua potable. Gracias a la presencia de calcio, el agua del grifo conserva su efecto positivo en nuestra salud pero ya no presenta sus inconvenientes.

El sarro se forma cuando el agua está caliente. Los minerales de fosfato funcionan mejor a temperaturas entre 55°C y 85°C. Salvo la tetera eléctrica y la lavadora en un ciclo de lavado con agua muy caliente, pocos aparatos alcanzan temperaturas superiores a 85°C.  Tu calentador de agua suele estar configurado sobre los 65°C y el lavavajillas apenas alcanza los 70°C o a veces incluso 80°C durante el ciclo de aclarado.

    Sí, claro. OPTICALC fue diseñado de tal forma que no tengas que instalar acoplamientos adicionales o contemplar una conexión eléctrica o un desagüe. Otra ventaja es que como OPTICALC es muy compacto y ligero, no requiere anclaje en la pared. Dada la importancia de una instalación correcta, siempre recomendamos que contactes a tu plomero.

  OPTICALC es amigable con el medioambiente por tres motivos:

1) OPTICALC previene la formación de sarro en los intercambiadores térmicos y evita la disminución del desempeño. ¡Esto puedo llegar a suponer un ahorro de energía del 20 %! 

2) OPTICALC no despilfarra agua de enjuagado para regeneración y no consume electricidad.

3) Los minerales de fosfato son reutilizables. Las empresas de distribución de agua potable recuperan los fosfatos que llegan a parar en las aguas residuales y las convierten en estruvita, un fertilizante idóneo para la agricultura. Las plantas necesitan estos minerales para crecer y las extraen del suelo. A su vez, estas plantes constituyen un alimento para los animales y los humanos, quienes evacuan los fosfatos a través de la orina que viene a dar en las aguas residuales.





  No. La gran diferencia con los ablandadores a base de sal es que el OPTICALC no elimina los minerales de calcio y magnesio saludables; apenas los neutraliza para que no se pueden adherir y causar inconvenientes. Esto significa que el agua no quedará más blanda.


  Es correcto. Como los minerales de fosfato agregados por el OPTICALC colocan una película fina sobre el interior de la caldera del calentador, el ánodo de magnesio tendrá un ciclo de vida más largo.

Cartuchos Opticalc


El polvo blanco en el cartucho son minerales de fosfatos aptos para alimentos que ofrecen protección contra el sarro y la corrosión. Si quieres saberlo todo sobre estos minerales, consulta la Pregunta Frecuente sobre Minerales de Fosfato. 

  OPTICALC tienen incorporado un aviso acústico que empezará a sonar (tictac) cuando el cartucho esté casi vacío. Si ya no te quedan cartuchos, no olvides pedirlos en nuestra tienda en línea.     

   Esto depende de dónde has instalado el OPTICALC, el número de personas que viven en tu casa y la cantidad de agua que consumes anualmente. Para una familia de 4 personas que consume anualmente un promedio de 120 a 150 m3 de agua, necesitarás 2 o 3 cartuchos al año. Esto significa que tendrás que cambiarlo cada 4 a 6 meses.

Si el OPTICALC se encuentra justo antes del calentador de agua, este consumo será obviamente mucho más bajo.

Cambiar el cartucho es pan comido. Echa un vistazo a nuestra página de manuales.     

Paso 1: Gira la válvula de cierre de color naranja en posición “bypass”. No te preocupes, el agua seguirá fluyendo. No estás cerrando la tubería completa.
Paso 2: Abre la tapa del cartucho girándola. ¡Ojo! La tapa puede contener un poco de agua que se quedó en el aparato.
Paso 3: Retira el cartucho vacío e introduce un cartucho lleno.
Paso 4: Cierra la tapa del cartucho girándola. ¡No aprietes mucho! En cuanto sientas algo de resistencia, es suficiente
Paso 5: Gira la válvula de cierre de color naranja en posición “Open”. El agua vuelve a fluir por el OPTICALC.






Puedes pedir los cartuchos OPTICALC con toda comodidad en nuestra tienda en línea o con tu fontanero o técnico de mantenimiento.    

Ponemos todo nuestro empeño en que cada cartucho salga de nuestras instalaciones en óptimo estado. El polvo blanco en el cartucho son minerales de fosfato aptos para alimentos. Una cantidad reducida de este polvo llegará a parar en el agua que sale de tu grifo. No importe si el polvo tiene el aspecto de 1 bloque, de 2 bloques o se ve fragmentado. Funciona igual. Sin embargo, cuando tu cartucho está vacío, el funcionamiento de tu Opticalc ya no está garantizado y tendrás que pedir un cartucho nuevo. Puede hacerlo en un abrir y cerrar de ojos en nuestra tienda en línea.  .

Minerales de fosfato


Los fosfatos son compuestos formados por fósforo, que es un mineral, con oxígeno. Por esto motivo pueden ser absorbidos por organismos vivos. El fosfato es un mineral natural que resulta imprescindible para que haya vida en la tierra. Sin este mineral, las plantas, los animales y los humanos no podrían sobrevivir. Después del calcio, el fosfato es el mineral más importante que existe en el cuerpo humano. Es sumamente importante para la estructura de nuestro ADN y células, dientes, huesos y un buen funcionamiento de los riñones. A veces se le llama el “el mineral que lo regula todo". 

Los minerales de fosfato tienen una presencia natural en casi todos nuestros alimentos. Los lácteos, huevos, carne y pescado, legumbres y productos de harina integra son importantes fuentes de fosfato.

También es posible extraer estos minerales del suelo. Los animales marinos almacenan los fosfatos de manera natural en sus conchas y huesos. Millones de años más tarde, los restos de esos animales van formando capas de fósforo en el subsuelo. Estas capas se encuentran sobre todo en Marruecos, China, Sudáfrica y Estados Unidos. Después de un proceso de purificación se obtienen minerales de fosfato que son utilizados como abono en la agricultura y como aditivo para la industria alimentaria. Es esta última forma apta para consumo que se utiliza en el OPTICALC.   

Totalmente.  El mineral de fosfato utilizado por GWP es el llamado polifosfato, un aditivo de uso muy frecuente en la industria alimentaria y 100 % seguro para consumo. Muchas organizaciones internacionales en el ámbito de la salud, como la US Food Administration (FDA) y la European Safety Authority (EFSA) reconocen que es apto para el consumo y que no supone riesgo alguno para la salud alimentaria.

Sí, este mineral es totalmente inodoro e insípido y se comporta exactamente de la misma manera que su variante natural en productos alimentarios como leche, carne, pescado, nueces y granos integrales.

Después del calcio, los minerales de fosfato son los minerales más importantes del cuerpo humano.  Los minerales de fosfato son muy importantes para tener huesos fuertes, una dentadura sana, una óptima digestión y riñones que funcionan correctamente. Por otra parte, tienen un efecto positivo en las funciones cognitivas, el crecimiento y el desarrollo en general. Por este motivo son muy importantes en el desarrollo de niños y adultos jóvenes.


Según las Nordic Nutrition Recommendations de 2012, niños o jóvenes adultos necesitan un promedio de 700 mg al día, adultos 600 mg y mujeres lactantes hasta 900 mg. Esto significa que al agregar fosfatos al agua potable (un promedio de 3mg/litro), OPTICALC contribuye a la ingesta diaria necesaria de fosfatos.      

Totalmente. En la naturaleza, los minerales de fosfato forman un ciclo de reciclaje. Las plantas extraen los fosfatos del suelo para crecer y a su vez sirven como alimento para los humanos y los animales. Estos, a su vez, evacuan a través de la orina muchos fosfatos, y estos últimos constituyen una importante fuente de nutrición para las plantas.

Los empresas de distribución de agua potable son un eslabón importante en este proceso, porque nuestras aguas residuales están repletas de fosfatos, debido entre otras cosas a la presencia de orina. Mediante la recuperación de fosfatos, las empresas reciclan estos minerales en forma de estruvita, que a su vez se puede volver a usar en la agricultura. De esta manera, hace falta menos minería de minerales de fosfato y esto tiene un impacto positivo en el medioambiente.

Por ejemplo, Países Bajos extrae anualmente 12.000 toneladas de fósforo de sus aguas residuales domésticas. Esta cifra representa casi el 60 % de sus necesidades anuales de fósforo a nivel nacional.

Agregar minerales de fosfato al agua potable tiene 3 objetivos.

1) Los fosfatos se unen a los minerales de calcio presentes en el agua en un proceso natural y evitan que estos últimos se conviertan en cristales de calcio. Estos cristales son precisamente los responsables de la formación de sarro. Importante: esto significa que el calcio no se elimina del agua; solo se neutraliza.
2) Los fosfatos se encargan de que el sarro existente se vaya disolviendo poco a poco. Cabe señalar que se trata de un proceso que tarda meses y no días. La naturaleza siempre toma su tiempo.
3) Los fosfatos forman una película de protección fina al interior de las tuberías y calentadores de agua y en elementos térmicos. Esta capa de protección previene corrosión y por lo tanto, también una posible contaminación por plomo.

Al contrario de las soluciones salinas, los fosfatos no solo funcionan de manera preventiva; también tienen una función reparadora.




 

No. Al contrario de lo que ocurre con los ablandadores a base de sal, los minerales de calcio y magnesio, que son sumamente importantes, se conservan y no son eliminados y sustituidos por sodio. Gracias a la presencia de calcio, el agua del grifo conserva su efecto positivo en nuestra salud pero ya no presenta sus inconvenientes.

¿Necesitas nuevos cartuchos? 

Puedes pedirlos en línea de manera sencilla y rápida.